miércoles, junio 20, 2007

¿Soluciones? Luego, ¿hay problema?

Ayer Laporta confirmó que Ronaldinho y Eto'o se pueden mirar, pero lo que ya es tocar será que no. Uno por emblema del equipo y el otro por fichaje personal de Laporta. No es porque no hayan hecho méritos para echarlos, sin embargo han hecho muchos más para quedarse. El caso es que si todo va como todos esperamos (el mercado está loco), comenzará la Liga con Eto'o y Ronaldinho compartiendo vestuario y objetivos. Si apelamos a la lógica, es lo más normal y lo deseable por todos los barcelonistas.

Pero, ¿será tan ideal en la práctica? En un vestuario aún con las paredes ennegrecidas, con los bancos que huelen a quemado por el incendio que causó Eto'o no sé si será lo mejor que siga Eto'o y que siga su mal antagónico, el motivo de su ira. Porque Eto'o sigue sin entender por qué la gente nunca corea su nombre tras una gran jugada, porque no entiende que él no se salte un entrenamiento y que corra como el que más y la gente prefiera al brasileño del gimnasio. No puede comprender por qué no puede despertar ni la mitad del cariño que acompaña al Gaucho allí donde va. Y eso es un problema grave. Porque en cuanto Ronaldinho vuelva al gimnasio (que volverá) y la gente coree su nombre tras una cola de vaca o una falta magistral, Eto'o volverá a sentir celos.

- Entonces, ¿veremos otro caso Vilafranca? - dice una voz de hombre, de las últimas filas, nervioso por la idea.

No, seguramente. Laporta hablará con Eto'o, si no lo ha hecho ya, y le pedirá que se calle, con buenas palabras. Eto'o respeta a Laporta, sabe que si está ahí es por él, y le hará caso. Pero Laporta no podrá pedir a Eto'o que no sienta celos cada vez que se desplacen a Huelva, por ejemplo, y la gente sólo tenga ojos para Ronaldinho, aunque él sea pichichi y esté haciendo una temporada de ensueño. Y ahora se le ha colado Messi y se le colará Henry. Eto'o puede explotar en cualquier momento, pero no en forma de Vilafranca, sino en una reunión con Laporta en la que puede pedir marcharse. No sé si soportará una situación tan dura para su ego.

Se abre paso entre el auditorio un chico, inocente, que dice: "¿Y por qué no rebaja su ego?". ¡Como si fuera tan fácil! Uno no puede cambiar su carácter de la noche al día. Mejor dicho, uno no puede cambiar su carácter. Sólo alguien que prescinde de él puede variar como el tiempo. La gran virtud de Eto'o es su propio carácter. Esa fuerza le ha llevado a ser uno de los mejores delanteros del mundo, ya que es un jugador flojo técnicamente, sin demasiados recursos, pero con una garra y una fuerza que le compensan todos sus defectos técnicos. Eto'o sin su carácter y, por consiguiente, sin su ego, no sería ahora delantero estrella del F.C.Barcelona. Venga, decidme soluciones. Buen intento, chico.

- Pues... ¿podríamos reunirlos a los dos en una sala, con Rijkaard y Laporta y que hablen de sus problemas? - vuelve a decir el chaval.

Sería tan efectivo como intentar marcar un gol de 50 metros con cinco porteros. Acabarían diciendo que no tienen problemas, que lo de Vilafranca está solucionado y que nunca ha habido problemas entre ellos, que Eto'o no se refería a Ronaldinho. Se filtraría a la prensa y entonces se molestarían otros del vestuario. Tampoco una cita y una cena romántica solucionaría nada. Eto'o y Ronaldinho se respetan, pero no se llevan bien por mucho abrazo en el campo. Cada uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. Eto'o tiene que ser consecuente con lo que dijo y no lo veo diciendo a Ronaldinho: "Perdóname, hermano". Principalmente porque él no cree que tenga que pedir perdón a nadie.

- ¡¿Alguna solución habrá, no?! - dice una mujer de la tercera fila, comenzándose a desesperar porque ve que el debate se alarga demasiado.

Sí, hay alguna solución. La primera solución es que Rijkaard gestione con su buen hacer el vestuario y que intente que Eto'o esté lo más relajado posible y que Ronaldinho no vaya al gimnasio. Ésa es la solución escogida por el club. Mientras Eto'o vea que Ronaldinho se esfuerza tanto como él no habrá problemas. Cuando vea que Ronaldinho se escaquea y la gente lo siga prefiriendo, comenzará a arder en él el fuego de Vilafranca. El vestuario volverá a ennegrecerse y los pintores volverán a aparecer en el vestuario. Si eso pasa, sólo queda la segunda solución.

- ¿Y por qué no vendemos a uno de los dos?

5 comentarios:

Csai D. dijo...

Yo creo que la vaca sacrificada será Deco. Era mi jugador favorito. Me dio duro leer hoy en el Sport que es transferible.

Me ha gustado mucho el formato de tu post. A veces cuando te veo argumentar me pregunto si realmente tienes 16 años. Pareces un chaval de 30. Muy buen post.

Xals dijo...

Deco caerá porque es el crack más fácil de vender y porque se le encomiendan los males del vestuario. Eso unido a una mala temporada lo tiene en el disparadero.

Yo creo que Deco es recuperable siempre y cuando tenga un barrendero detrás de él. Si tiene que perderse en tareas defensivas pierde 'pressing' y fuerza en ataque. Y al final lo que la gente ve es los resultados del ataque. Pregunta a cualquier usuario de a pie si el mediocentro defensivo es importante y te dirá que es de cobardes, que hay que jugar al ataque. Deco con alguien detrás se siente más seguro y es más determinante.

Saludos.

PD: Es que en realidad no tengo 16...Tengo 17 ya ;P .

Tips de merengue dijo...

Magnífic post!
Un noi, des de la tercera fila diu:
I per què no coregem el nom d'Eto'o a l'estadi?
I és veritat: s'ho mereix el camerunés, per actitud, per rendiment i per treball. No només podem aclamar a Dinho, als que fan floritures; també podem fer-ho amb els currantes com Eto'o.
Salut, t 'ta'fegeixo a la llista de links interessants.
http://tipsdemerengue.blogspot.com

Salva dijo...

deco es un crack. el solito llevo al oporto a campeon de europa, y es el mejor de portugal, semifinalista en el ultimo mundial.
que no se vaya por dios.

"O rei" Jose Mourinho dijo...

Hombre,problema lo ha habido,y es que un tio no se haya sacrificado como los demás,y le haya recriminado a otro que no mire por el grupo,y este se haya soltado la lengua...

Entonces,tu va sa entrenar,y tu pase lo que pase te callas...las cosas hay que hablarlas,y de todo se puede mejorar.

No me gusta que se sacrifique a nadie,y menos cuando hablamos de gente en pleno apogeo.