lunes, junio 25, 2007

¿Escogimos la opción fácil?

Esta tarde, poco después de escuchar a Henry sus primeras palabras en catalán leía en Internet que el Espanyol había cerrado el fichaje de Valdo. Decía la noticia que el Espanyol había hecho una fuerte apuesta por el jugador y que puso sobre la mesa 1,5 millones de €. Mientras, en Barcelona posiblemente Henry estaría firmando un contrato de 6 millones de € netos por campaña (fuentes oficiales), y cerraba así un traspaso de 24 millones de €. Desde el club blaugrana se transmitía optimismo afirmando que no era un fichaje caro para el peso del jugador en el equipo y en el blanquiazul la junta haciendo cábalas de como ajustar el fichaje de Valdo al presupuesto del club. Y eso a unos pocos kilómetros de distancia.

Resulta curioso ver las tremendas diferencias que se producen en el fútbol. Mientras dos equipos copan las estrellas en la Liga, otros equipos luchan por colarse en una lucha demasiado desigualada. Mientras el Madrid puede permitirse gastar 40 millones en el mercado de invierno, otros equipos de primera división cuentan con esa cifra de presupuesto para cuatro año. Por eso resulta chocante que alguien que ha estado en la 'miseria' futbolística medio siglo saque pecho ahora, es una suerte de ofensa a los dos grandes, es el niño de 6 años que desafía a dos adultos con su pequeño y cerrado puño.

No defenderé ahora a Del Nido, me parece un presidente que se cuelga más medallas de las que merece y que habla de más. Sin embargo, leyendo la noticia de Valdo, he entendido como se siente por unos instantes. En esos momentos yo me he imaginado hincha del Espanyol, celebrando como si de una Champions se tratara la llegada a la final de la Copa de la UEFA (ese trofeo de equipos de segunda al que el Barça no pudo ni llegar a semifinales hace unos años) y llorando desesperadamente al ver como Palop volaba grácilmente y atajaba los disparos de mis jugadores. Entonces he comprendido a Del Nido, he visto el mérito que tiene este equipo que ascendió a primera en la temporada 01/02 y que en la 05/06 se convertía en Campeón de la UEFA, título que reeditaría en su edición posterior.

Hoy me asaltan las dudas: ¿ser del Barça es la opción fácil? Yo no lo elegí, cuando tuve algo de razón, mire mis ropas y eran azulgranas y desde ese momento lo soy y no puedo cambiarlo. Pero esa idea de coger el camino fácil, de no sufrir por el descenso y considerar fracaso quedar segundo en Liga, semifinalista en Copa y ganando 2 títulos de 7 posibles, esa idea se ha adentrado en mi mente y me dice que el verdadero sufridor no es el sufridor culé, es ese aficionado al fútbol que acude al estadio cuando su equipo está descendido, el que renueva su abono si su equipo baja a Segunda y vende a sus jugadores más conocidos. Aquél que dice, con orgullo, ser seguidor de un equipo de Segunda B. Ése que no silba a sus jugadores en un mal partido, que se levanta y aplaude por las buenas tardes que ha pasado junto a ellos.

Me da la impresión que, al ver tantísimos caminos en el horizonte, cogimos el segundo más ancho y largo. Quizá nos puede consolar que dejamos de lado el que estaba empedrado con oro.

2 comentarios:

own dijo...

Es más fácil ser del Barça o del R.Madrid que del Espanyol o del Atletico de Madrid, seguro. Pero que el gol de Tamudo les devolvió el orgullo a los pericos de forma desorbitada no hay duda. A partir de ese gol los Barça-Espanyol se teñiran de esa épica que se habia perdido.

Y tambien hay muchos pericos que son del R.Madrid también y celebran los éxitos de estos como suyos... asi se compensan las miserias con las de los demás, como muchas veces hemos hechos otros...

FORÇA BARÇA

"O rei" Jose Mourinho dijo...

Yo recuerdo que me hice del Barça porque era lo que más veía de pequeño cuando había futbol...un golazo de Laudrup en tiro dese fuera del area me hizo decirlo...y desde entonces...aquí andamos,y no sabía si eran buenos o malos,solo que me gustaban los colores,y que el gol era un golazo.