lunes, enero 08, 2007

Rijkaard (I)

Frank Rijkaard. 44 años. Holandés. Ex-jugador de fútbol y ahora entrenador del Barça. Llegó al Barça de la mano de Laporta y pronto muchos criticaron su inexperiencia.

Lleva 3 temporadas en el Barça y ha pasado por momentos muy bajos y por momentos que todo buen aficionado culé recordará. Quienes le conocen dicen de él que es un entrenador de perfil serio, atento y que sabe llevar como ningún otro el vestuario blaugrana. Destacan su saber estar y su capacidad de autocrítica, ya sea hacia él o al equipo en general. Sus detractores, afirman que no sabe motivar al grupo y que el verdadero mérito lo tienen los jugadores.

No lo pasó demasiado bien Rijkaard en su primera temporada en Barcelona. Después de los palos que le cayeron por su inexperiencia, la directiva le colocó un regalo envenenado: Ronaldinho. Sería el jugador sobre el cual giraría el Barça y el crack del proyecto. El problema fue que Rijkaard no sabía qué hacer con él y tuvo que reinventar todo su sistema para colocar al brasileño (aunque algunos afirman que le pasaban la alineación de sectores más 'elevados'). El joven entrenador holandés encontró a un equipo en plena reconstrucción y que no terminaba de arrancar. Y pronto se daría cuenta de lo que es ser entrenador del Barcelona.

Después de las ilusiones creadas por Ronaldinho a principio de temporada y del nuevo proyecto de Laporta y Rosell, los aficionados culés veían al Barça con grandes aspiraciones a ganar todo (Liga, Uefa y Copa del Rey). Desde el club se alentaba la ilusión y los pequeños detalles que dejaba el Gaúcho en el terreno de juego hacían levantar a un estadio demasiado acostumbrado en los últimos tiempos a sólo levantarse para silbar y enseñar pañuelos. La alegría y la samba brasileña inundaba Barcelona. Todo parecía indicar que el Barça había vuelto, y que lo haría por la puerta grande.

Todo comenzó muy bien para el equipo azulgrana y el entrenador holandés. El 30 de Agosto de 2003, el Barça de Rijkaard, el Barça de Ronaldinho debutaba en San Mamés delante de otro histórico como el Athlétic de Bilbao. El equipo salió concienciado a por el partido y ganó por 0-1 con gol de Cocu (a servicio de falta de Van Bronckhorst creo recordar que había sido cedido ese mismo año). El Barça volvía a Barcelona sin llegar a demostrar nada increíble pero ganando, que es lo que importaba en esos momentos.

El primer gol de Ronaldinho con el Barça llegó en el famoso partido de medianoche, donde el astro brasileño marcó un golazo antológico que levanto hasta a los sevillistas que habían acudido al Camp Nou. Al final 1-1, no hubo suerte. Pero el Barça comenzaba a demostrar que este año podía estar ahí, enseñando los dientes al todopoderoso Madrid de Queiroz, Beckham, Zidane y compañía.


7/12/03. Llegaba el Madrid a Barcelona. El Barça, con un paso muy irregular después del prometedor arranque de temporada, llegaba al partido más importante del año. Otros años, una victoria sobre el Madrid justificaba la triste y melancólica temporada del aficionado culé. Este año, que todo parecía diferente, el aficionado culé quería que su equipo recuperara el rumbo ganando al eterno rival, a un equipo intratable como el Madrid de Queiroz. El partido comenzó bien, con ritmo, y cuando mejor estaba el Barça, Roberto Carlos, con la ayuda de Reiziger, fusiló a Valdés. 0-1. El estadio calló de golpe. Volvieron los viejos fantasmas y la gente comenzó a pensar que este Barça no era tal como lo vendían. Sin embargo, poco a poco el estadio volvió a despertar y animó al Barça que, aunque tenía la ausencia de Ronaldinho por enfermedad (aunque lo vivió como uno más en el banquillo), parecía que podía remontar el partido. Cuando nos adentrábamos en la segunda parte, Ronaldo, en una gran contra, marcó el 0-2 que sentenció el partido y rompió una racha de 20 años sin ganar en el Camp Nou. El gol de cabeza de Kluivert y el último asedio a la portería de Casillas quedó como una mera anécdota. El proyecto de la generación punto com se vino abajo y Rijkaard creyó tocar suelo. Nada más lejos de la verdad.

Rijkaard, con la credibilidad bajo mínimos, llegó a Santander delante de uno de esos partidos trampa. Nadie seguramente pensaría que el partido acabaría de esa manera. El Barça salió vapuleado y humillado del Sardinero con una de esas palizas que hace más daño psicológico que en la tabla: 3-0 encajó el equipo azulgrana en un campo en teoría asequible. A Rijkaard se le acabó el crédito y toda la prensa catalana y española apuntaba hacia Scolari como nuevo entrenador azulgrana. Rijkaard se sabía fuera del club.

Sin embargo, en una decisión que después fue aplaudida y que se sitúa como referente a todo nuevo entrenador de club grande, en un entrenamiento, Laporta y Rosell bajaron al terreno de juego del Mini, y miraron a Rijkaard a la cara. Hablaron. Laporta decidió que Rijkaard era el entrenador del Barcelona y merecía más crédito. Nunca se imaginarían ni Laporta ni el holandés que ese crédito se alargara por más de tres años. En ese momento, nació de nuevo Rijkaard. Nació de nuevo el Barça.

Fotos: Goal.com, FCBarcelonaonline.com, Marca.com


Nota: Si os ha gustado y no os ha parecido demasiado pesado me animaré a seguir. Acepto todo tipo de sugerencias.

5 comentarios:

Csai D. dijo...

El artículo no es pesado, pero es largo. Creo que podrías seguir contando lo mismo pero en menos palabras. Es dífícil, pero trata conforme avances con otros perfiles.

Saludos.

Xals dijo...

Tomo nota, gracias. Conformé escribía me daba cuenta de que quizá era demasiado largo y sobraban algunos detalles, pero quería saber que pensaba la gente.

Gracias de nuevo y buenas noches.

El Manca dijo...

A rijkaard,como a todo,yo en mi casa le he insultado criticado etc etc etc(la última grande,en el 2º tiempo ante el werder,donde perdi absolutamente los papeles)...pero lo hago en casa claro...

No es por apuntarme un tanto,porque yo cuando se le ficho me rei ironicamente,pensando...pero quien es rijkaard para pretender sacar este equipo adelante?...pero si fui el 1º que defendio siempre su continuidad hasta en los peores momentos,porque soy de los que si se apuesta por un entrenador,que se le de confianza y se aguante hasta en los malos momentos,pues es la unica manera de salir adelante.

Recuerdo aquella navidad de 2003,donde rosselito y sus medios afines se echaban las manos a la cabeza por no haber fichado un 9...eso es lo que hacia falta,un 9 un 9...rijkaard y ten cate(para mi gran culpable tambien del exito del barça)pidieron a davids...y este fichaje todo cambió,porque gracias a el se pudo realizar este 4-3-3 que hoy desempeñamos,y sin el jamás hubiera funcionado.

Yo le critico muchos aspectos en ocasiones,casos como poner a motta de pivote,a iniesta antes que a xavi o motta de interior...pero vamos,que son ideas mias,que soy un aficionado...yo jamás criticaré a rijkaard como entrenador y quiero que siga mientras el vea que puede con esto,y es que está claro,que si hay alguien que sabe motivar y mantener unido a este vestuario,ese es frank rijkaard...su trabajo en este aspecto,me parece realmente increible e inigualable.

shojan cruyff dijo...

Muy completo tu análisis Xals y conveniente tenerlo presente con la que está cayendo en otras latitudes.

Con el paso del tiempo se da uno cuenta de que nos tocó la lotería con Rijkaard. Entrenador de perfil bajo para unos, con el tiempo se le recordará como el mejor entrenador que haya tenido el Barça, y lo digo a pesar de llevarle la contraria a Carlos Álvarez Mayo a quien le respeto profundamente su análisis también. Es sólo que yo espero no equivocarme y pensar que estamos en el rumbo correcto. No hay más que mirar al otro punto neurálgico y darse cuenta.

Saludos

P.D.: Es mi primer comentario aquí y tengo que pasar más a menudo. Si tu blog entero es así, bien que merecerá la pena.

Xals dijo...

Yo al principio no pensaba que Rijkaard era el entrenador ideal para el FCBarcelona en esos momentos. En realidad, sólo llegué a pensar en un entrenador: Koeman. Es el único que me llamaba la atención y que veía adecuado para el nuevo proyecto. ¿Quién nos iba a unir más que el que nos dio nuestra única Champions hasta la fecha?

Con el tiempo, me fui hundiendo poco a poco, igual que el equipo. Comencé a ver los 90 minutos de cada partido del Barça 'amb l'ai al cor' como se dice aquí en Catalunya. Cada partido era un sufrimiento y todos sabíamos que esto tenía que cambiar.

Por suerte, Rijkaard siguió y puso su esquema, el que tenía pensado desde el principio: 4-3-3 con Davids cortando y recuperando. Y la verdad es que fue bien, por suerte.

Saludos.

PD: Espero poder decir lo mismo algún día en tu blog, Shojan ;)