domingo, octubre 28, 2007

Sin novedades en el frente

2-0 ante un Almería que utilizó la táctica Glasgow (encerrarse en el área y rezar a algún dios o santo que pasé por ahí) y que no mereció más. Para mí el resultado justo hubiese sido un 1-0 escueto, porque el Barça no mereció más que ganar sufriendo al realizar un partido horrible. Ni la vuelta de Touré, que para algunos parecía que haría ganar al Barça automáticamente 4-0, ni Zambrotta, de nuevo sin recordar ni en el nombre al del mundial, ni la vuelta al Camp Nou de Ronaldinho. El mejor del partido un Henry voluntarioso, que realizó dos jugadas de mérito hacia el final del partido y que adelantó al Barça con un gol que firmaría Raúl.

No hay demasiado que comentar del partido, ciertamente. Muy similar al de Glasgow, con la diferencia que se abrió la lata. La abrió Henry poco después de llevar media hora de encuentro y no hacía demasiada justicia. A los puntos debía adelantarse el Barça, pero en el fútbol se necesita más que un dominio plano para marcar. Y seguimos anclados en Escocia, ninguna mejoría notable, ni Messi que jugó 20 minutos hizo algo más remarcable que marcar un penalty que dará carnaza a Madrid.

Para no variar, como dice el Barça últimamente, cabe hacer mención especial a Ronaldinho. Y, para no variar, igual que en Glasgow. Si no tienes tiempo o ganas de leer, no sigas leyendo porque verás algo que ya sabes. Sigue siendo un jugador lento, sin chispa, sin ganas. Mi padre me decía "es el Raúl del Barça" durante el transcurso del partido. Pero no, Raúl le pone todo su empeño porque, aunque limitado técnicamente, está defendiendo a su equipo del alma. Ronaldinho no le pone ganas, ni intenta irse, ni crea espacios, ni ve a los jugadores desmarcándose. Sólo atrasa el ritmo de partido, es un jugador, ahora mismo, contraproducente para el equipo. Y se merece banquillo.

Hablando de otros temas: Puyol se retira a la media parte y según he oído es por problemas intestinales. Le dolía la barriga, vaya. A veces se nos olvida que los futbolistas también sufren los males menores que sufrimos la gente de a pie, y suena casi a chiste la 'lesión' de Puyol. Por otro lado, no me gusta Giovani. No como jugador, que me parece una versión morena de Messi, sino su poco fair-play. Se ha tirado tan descaradamente en el penalty que era hasta vergonzoso ver como celebraban el gol. Y no ha sido una vez sólo, se tira repetidamente. No, Giovani, no.

Como nota positiva, Touré ha vuelto y lo ha hecho bastante bien. Cortando y moviendo, ha sido uno de los mejores, aunque Rijkaard para preservarlo lo ha cambiado pronto por un buen Gudjohnsen. Como contrapunto, las portadas y artículos de mañana con el Villarato como título. El segundo penalty es un piscinazo claro y el primer gol para mí es en posición legal, pero el aparato conspiratorio está puesto en marcha ya y es imposible pararlo. Peor se sentirá el Almería, esquilmado ante los dos grandes. La diferencia está entre si el árbitro es disidente o no, claro.

3 comentarios:

fernando dijo...

Touré ha estado mal según mi opinión. Ha dado pases desastrosos. Ronaldinho no ha jugado a gran nivel, pero lo ha intentado y ha participado en varias jugadas peligrosas.

Un partido típico de suma y sigue. Se ganó y punto. No dio para más.

un abrazo.

Xals dijo...

Para mí, dentro de que volvía de un tiempo sin jugar, no ha estado mal. También es verdad que ha fallado muchos pases, pero también es cierto que el Almería le dejaba el pasillo para que saliera él y eso ha hecho que Touré, que no es pasador, tenga que hacer más pases de la cuenta.

Saludos.

fernando dijo...

Ya, no es un pasador, pero un pase de cinco metros lo sabe hacer cualquiera.... Se le nota muchas carencias técnicas. Un abrazo.