viernes, noviembre 02, 2007

No más

El Barça es uno de los peores equipos de la Liga fuera de casa. Quedan ya lejos los tiempos donde se celebraba el empate fuera y la victoria en casa. El fútbol ya no funciona así. O se gana fuera de casa, o se pierde la Liga. Y el Barça lleva camino de perder la Liga, porque de 5 partidos fuera de casa, 4 de ellos asequibles, ha ganado sólo 1 (Levante, un segunda división), ha empatado tres (Rácing, Osasuna, Valladolid) y ha perdido otro (Villarreal). Bagaje de 6 de 15, pobre, muy pobre, demasiado pobre. Y más con un equipo que desea medio Europa y la otra no porque no lo puede pagar.

No funciona. Es una máquina que falla, siempre en el mismo sitio, pero nadie sabe qué herramienta usar para arreglarla. Se han probado muchas combinaciones y funciona durante ratos, pero sin alcanzar continuidad. Y le podemos achacar que ha perdido piezas importantes y que otras que hacían funcionar la máquina a máxima velocidad han perdido fuelle con el desgaste del tiempo. Podemos intentar cambiar las piezas antiguas por otras nuevas, pero el resultado será nuevamente incierto y ese artilugio seguirá sin convencer. Y el encargado de hacerla funcionar parece más perdido que nunca.

No es día hoy de echar las culpas a Ronaldinho. Fue, después de Bojan, Valdés y Touré, lo mejor del partido por parte blaugrana. Sí que es curioso que el equipo que presume de mejor ataque del mundo tenga como destacados a un chico de la cantera de 17 años, a un portero y a un jugador de corte defensivo ante un rival que acaba de ascender. Porque ayer, y ya van unas semanas, seguimos sin noticias de Messi, que está demasiado cansado y estudiado como para ser el de las primeras jornadas. Porque ayer, Xavi e Iniesta, Iniesta y Xavi liquidaron el medio campo culé, a base de tocar y tocar sin buscar profundidad. Porque este equipo juega como si la posesión marcara goles por si sola. Y, de momento y por suerte para el fútbol, no es así.

Y ya van 9 puntos perdidos fuera de casa, y ya estamos a cuatro de un líder que muchos culés creen que no está, pero está. Y ante un rival excepcional, ya sea por su juego - en este caso no - o por sus resultados, se necesita un equipo más excepcional para ganar. Mientras el Madrid aplasta a un equipo que el miércoles sólo tenia nombre, el Barça se arrastra en Pucela, como otrora hiciera el mismo equipo de la capital. Pero ellos ganan fuera de casa. Nosotros empatamos. Y las señales de mejoría que apuntaba el equipo antes del parón FIFA se han evaporado como el rocío cuando sale el sol tras una fría noche. Y la paciencia que pedían muchos tras Glasgow (que no es el punto el malo, sino el precedente) se agota. Porque no puedes pedir paciencia a un equipo que va de menos a más para luego ir a menos de nuevo. El Barça no puede vivir de empates fuera de casa. No para ganar la Liga.

2 comentarios:

Carlos Alvarez Mayo dijo...

1r Culpable: Frank Rijkaard
Cese inmediato y revulsivo claro:
XOSE MOURINHO

Ya se que sería una bomba xals. Ya se que se hablaría de crisis, de locura, de cacicada de laporta y su directiva pero estoy seguro que sería un revulsivo TACTICO definitivo.

El otro problema del equipo: el aspecto físico, tiene poca solución hasta el año próximo. Jugando todas las competiciones, no hay tiempo material para planificar una preparación mejor.

El aspecto de la estrategia, en el olvido en can Barça, si podría ser trabajado por Mourinho.

RADICAL y DIRECTO.
Cese fulminante!

Estoy loco?.No, soy realista y Rijkaard no nos lleva a ningún sitio,les está fallando su aliado de siempre (La definición de los crack's) y sin ella... NO SOMOS NADA.

1 saludo
magiablaugrana

fernando dijo...

Tranquilos, acaba de perder el Madrid. Si el Barcelona gana al Betis se coloca a un punto. Además, en la temporada 2005/2006 a estas alturas, el equipo estaba mucho peor y luego acabando ganando Liga y Copa de Europa.

un saludo