domingo, noviembre 25, 2007

La importancia de la estrategia

Ayer el Barça abrió la lata con un córner. Quien piense que era una jugada ensayada que se desengañe pronto: la estrategia es lanzar al bulto y a rezar por si hay suerte. Ayer Milito marcó en el decimosegundo córner de los azulgranas. El equipo sacó trece en total. Podríamos casi asegurar que los tres puntos de ayer se deben, en gran parte, a ese cabezazo magnífico de Milito que rompió el partido que sentenciaría Bojan dos minutos después.

Sin embargo, el Barça es una máquina de desperdiciar la estrategia. Este año es un poco mejor que el anterior: de los entre 90 y 100 córners que lleva el Barça esta temporada, sólo ha marcado en dos ocasiones. Uno fue de Messi tras saque en corto y una de sus buenas internadas en el área. El otro, ayer. Y ya no es sólo el porcentaje bajísimo de gol/córner, estamos hablando de la nula capacidad de generar peligro de jugadas de estrategia. Si nos ponemos 22 hombres que no nos conocemos de nada a jugar a fútbol, tendríamos las mismas consignas estratégicas que los hombres de Rijkaard. Incluso posiblemente generaríamos más peligro.

Porque el asunto de los córners en el Barça es sangrante. Entre Xavi y Messi se lo hacen. Cuando no lo sacan en corto para acabar centrando de nuevo, cosa que carece de total sentido, centran demasiado cerrado y al palo corto, donde se encuentra el portero o la legión de defensas. Es desesperante ver como el Barça malgasta tan vilmente un recurso que en Inglaterra se celebra como medio gol. El Chelsea nos eliminó hace unos tres años por un córner. El Madrid el año pasado ganó la Liga gracias a Beckham y sus centros medidos, desde esquina y desde faltas. El año pasado, el Barça metió 1, o a lo sumo 2, goles desde la esquina en toda la temporada. Y es posiblemente el equipo que dispone de más saques de esquina de la Liga. Preocupante cuanto menos.

Apuntar con el dedo al culpable en este caso es sumamente fácil. Rijkaard, Neeskens y Eusebio, vaya tres. El primero es el hombre que habla en las ruedas de prensa y calla en el campo de entrenamiento. El segundo es como si no estuviera. El tercero es el consejero, gurú, de Rijkaard. Así nos va. Estos tres hombres tiran por tierra y escupen en la estrategia. La estrategia que gana partidos - y ligas - como ayer se vio, es un recurso vilipendiado por un cuerpo técnico que no trabaja ni la estrategia ni la táctica. Las variantes tácticas del Barça se resumen en colocar a Iniesta de 10, donde Ronaldinho, y dejarlo todo a la genialidad del jugador. Si las cosas no salen, quitas a Gudjohnsen, que aporta verticalidad, y mantienes a Xavi, ausente y horizontal como ninguno. Como si no hubieran estado viendo el partido, vaya.

Ayer, el gol de Milito debió abrirle los ojos a Rijkaard. El Barça, un equipo que saca unos 8 córners de media por partido, puede y debe ganar partidos con ello. Sacar los córners en corto se debe acabar: aporta previsibilidad y lo único que consigues es retrasar la pelota o provocar una contra. Hombres como Milito y Touré deben ganar partidos para el Barça con un simple cabezazo. Para muestra, un botón: España ganó 3-0 a Suecia con dos goles de córner. Los dos centros fueron a Capdevila, que empalmó uno magistralmente y el otro se lo dejó en bandeja a un Sergio Ramos que es garante de éxito en ese tipo de jugadas. El que centró era Xavi, ese que también acostumbra a sacar los córners en el Barça. Aquí no está Capdevila, pero está Milito, Márquez, Touré, incluso Henry. ¿Por qué España marca en un partido los mismos goles de córner que el Barça en una temporada? ¡Con el mismo lanzador! Curioso y doloroso.

2 comentarios:

fernando dijo...

sigo apoyando la labor del gran cuerpo técnico del F.C. BArcelona. Lo ficharía por muchos años para mi At.Madrid.

un abrazo

Carlos Alvarez Mayo dijo...

Realmente alucinante esto de dirigir al Barça.

NO SABEN POR DONDE COGER EL PROBLEMA, ES MÁS NO PUEDEN HACER OTRA COSA QUE HECHAR AL ENTRENADOR Y SENTAR COMO PRIMERA MEDIDA DE FUERZA a RONALDINHO EN EL BANQUILLO.

Esto es lo que deberían hacer pero el entorno mediático no ayidaría para nada y se entraría en un día a día constante crítico contra la directiva cobrando cuentas pendientes.

Estariamos en manos de los resultados y podría ser el inicio del fin del BACÓ.

No va a permitirlo ya que mientras esté el cada vez más "desgastado"Frankie en el banquillo loas tertulias y críticas se centrarán en él.

PLAN B? jejejejeje, no lo tienen, viven el día a día y encima ahora colocarán al hooligan de su amiguito (GODALL), QUE NO TIENE NI IDEA DE FUTBOL ,como hombre duro.

Diós nos coja confesados!

Este Barça no va y no lo dejarán despegar con su incompetencia y MIEDO A CAER DE SU PEDESTAL DE PODER.

1 saludo
magiablaugrana