miércoles, agosto 29, 2007

No se ha parado ni un segundo

La muerte de Puerta nos cogió a todos de imprevisto, como nos tiene acostumbrados la muerte. Pocos eran los que veían en ese desvanecimiento de Puerta su último partido de fútbol, la última vez que defendía la camiseta de su equipo. Un día después de su muerte, el mundo, insensible y ajeno a todo tipo de sentimientos de rabia y dolor, sigue girando alrededor del Sol. Nada ha cambiado, y el movimiento de nuestro planeta debe servir para hacernos mirar hacia adelante. En Sevilla ha quedado un vacío que nunca nadie llenará, pero, como se suele decir, la vida sigue.

Por esa razón, entiendo que el Barça no cancele el Gámper. Cerca de 100.000 personas, muchas de ellas niños que ven como sus vacaciones se acaban, acudirán al estadio a ver a su equipo. Esas 100.000 personas utilizan el fútbol como entretenimiento, como pasión, como método para olvidarse, si bien son sólo 90 minutos, de sus problemas en el trabajo, en casa, o cualesquiera que sean. No sería justo que esas personas se quedaran sin ver a su equipo. Son más emotivos 60 segundos de silencio y respeto hacia la persona de Puerta secundados por casi cien mil personas que una noche sin luces inundada por el silencio y el lloro de los niños que se quedan sin ver a sus ídolos.

En Madrid han decidido suspender el Trofeo Bernabéu por la muerte de Puerta en señal de respeto hacia el jugador y su familia. Son dos formas de entender el duelo, igual de respetables, aunque yo ya he dejado clara mi opinión.

Como dijo Freddie Mercury: the show must go on, por más frívolo que parezca, no deja de ser cierto. Esta noche hay fútbol en el Camp Nou. Va por ti, Antonio.

1 comentario:

fernando dijo...

Para mi, el Barcelona ha hecho muy bien. El fútbol debe seguir. De nada sirve ya suspender el partido. El mejor homenaje es seguir jugando al deporte que amaba Puerta.