lunes, agosto 20, 2007

Así no, Schuster

Primer partido del Real Madrid en casa, presentación del nuevo flamante estilo tiki-taka que encumbró a Schuster al banquillo madridista, y primera gran decepción. Era algo esperado pero no por ello la gente se lo ha tomado mejor. Un grandísimo Sevilla, ahora mismo sin rival en España (hablaré luego del Barça si tengo tiempo), arrolló sin piedad a un Madrid blando arriba y abajo, sin rastro de Capello 2 meses después. El 3-5 que mostró el marcador del Santiago Bernabéu al final del partido resultó demasiado abultado, aunque el ganador debió ser el mismo de igual manera.

Del Sevilla creo que ya está dicho todo. Salió con un 4-5-1, punta para Kanouté (genial el trabajo realizado por el de Mali), con Alves y Drago subiendo por las bandas - aunque en esta ocasión Juande no les dio tanta libertad para subir -, con Navas pegado a la banda derecha y un buen Duda a la izquierda y con tres mediocentros: Poulsen, Renato y Martí. Salvo el brasileño, podemos decir que los otros dos mediocentros pasaron inadvertidos durante todo el partido, señal del grandioso trabajo que realizaron para secar al conjunto blanco. Actuó el Sevilla como se esperaba de ellos: Duda y Navas como punzones por las bandas con la ayuda atrás de sus laterales. El primero llegó tras buen centro de Duda, que se comió Casillas (lleva ya varios partidos a un nivel bajo, bajo, ayer se comió el primero, hizo la estatua en el corner que acabó con mano de Pepe, falló junto al mismo Pepe en el 3-4 y salió tarde en el 3-5 final, ya va siendo hora que alguien se muestre crítico con Casillas en vez de seguir hinchando el globo de humo) y remachó Renato (tres hombres rojos solos en el área merengue) y allí mató casi por completo el partido. El empate espectacular de Drenthe sólo serviría para dar un poco de aire a una afición que se lo veía venir.

El Madrid deja muchas dudas. Schuster ya no puede quejarse de plantilla, le han traído lo que el quería: banda izquierda, portero suplente de garantías, mariscal en defensa y otro 7 para no quitar al verdadero 7. También quería un cerebro, un organizador, porque no se fía de Guti. No obstante, se dejó llevar por Mijatovic y acabó aceptando a Sneijder, un jugador que se habría convertido en un gran fichaje como sustituto de Deco en el Barça (de interior con llegada) pero que naufraga de mediapunta. Deja dos dudas su posición de ayer en cuanto a Schuster: o no le ha visto jugar en el Ajax o busca adaptarlo a mediapunta (¿?) cuando el Madrid necesita un jugador del perfil Sneijder y no su readaptación a mediapunta. También pidió expresamente un extremo y ficharon a Drenthe ante las exigencias del Chelsea. Y ayer coloca al chico de doble pivote junto a Diarra, y lo único que hace en el partido es ese cañonazo que se cuela como un obús en el marco de Palop. Después, cuando el Madrid necesitaba poner toda la carne en el asador, envía al joven holandés al lateral zurdo, para probarle. Le prueba en el partido más importante de la pretemporada y contra el monstruo de Alves.

Schuster ayer perdió más crédito del que podría haber perdido tras caer en la Supercopa pero con un Madrid digno. Demostró su poca capacidad de reacción ante un resultado adverso (algo que ya vimos en la Copa del Rey ante el mismo Sevilla), su mala lectura del juego (colocar a Guti de doble pivote si tienes que remontar y poner a Drenthe de lateral cuando hay embudo por el centro) y que aún no sabe donde está entrenando. Quitar a Raúl (de hecho, ponerle ya de inicio es un error) para poner a Saviola cuando tu equipo demuestra que sólo hace daño por arriba, teniendo a Baptista en el banquillo, es un error de bulto. Responder con malos modos a la prensa que te ha puesto en el sitio por preguntar por qué Guti no había jugado de inicio, sólo va en contra del mismo alemán.

Dos apuntes finales para resumir a los dos equipos: quinto título para los sevillistas en 15 meses, récord y parece que en unos meses esa nómina de títulos se va a ampliar, este equipo parece que no tiene techo. Mal sabor de boca del Madrid, con mucho para mejorar y poco tiempo para ello. Y Bernd comienza a quemarse.

Como nota final, me gustaría que le echarais un vistazo a la crónica del partido por realmadrid.com . Pocas veces he visto algo tan manipulado y distante de la verdad, un horror y una vergüenza para cualquier seguidor que viera ayer el partido.

1 comentario:

fernando dijo...

y encima Schuster echó la culpa al árbitro. Veo mal al Madrid, le queda mucho. Pero tiene margen de mejora. Peor no se puede hacer

El Sevilla sigue en la misma línea de las últimas temporadas. Me encantaron los centrales, Navas y Renato.