miércoles, agosto 22, 2007

Barça 07/08 (I)

El análisis de la 06/07 para construir el Barça 07/08

A pocos días para comenzar la competición oficial (domingo a las 19:00 en el Sardinero contra el Rácing) y con la plantilla cerrada desde hace más de un mes, es hora de analizar el equipo de Rijkaard con el que se intentará reconquistar Liga y Champions. El objetivo del club es un título y la cabeza de Rijkaard, este año sí, depende de ello. Vamos a ello.

Este Barça 07/08 ha sido construido pensando en las derrotas el año pasado contra los equipos fuertes: Chelsea, Sevilla, Madrid, Valencia, Liverpool... Se han analizado, dentro y fuera, las causas de la debacle blaugrana y especialmente las razones de por qué no ha sido el Barça un equipo competitivo contra los más grandes. Después de visualizar los partidos y hablarlo, se ha llegado a la siguiente conclusión: el Barça contaba con un centro del campo débil. Los tres pequeños, el invento de la prensa y Eusebio, ha sido un fracaso mayúsculo y la mala temporada de los tres mediocentros del equipo - Motta, Edmilson y Márquez - ha afectado sobremanera a un equipo que arrasaba a los equipos de media y baja tabla (con excepciones como el 1-1 ante el Betis o el famoso 2-2 ante el Espanyol) pero que era batido en la zona de creación cuando el rival le plantaba un mediocampo fuerte.

Veamos un par de ejemplos de equipos construidos con cabeza. El Madrid de Capello jugaba con un 4-4-2 fijo, con una constante: equipo atrás, contragolpes rápidos y definición. No es algo que pueda hacer cualquier equipo, se necesitan jugadores de un corte determinado para ello. Capello confió en el tándem Emerson - Diarrá que, aunque la prensa desprecie continuamente por su fobia al italiano, dio muy buenos frutos. El problema del Madrid no fue su doble pivote, más bien la falta de un '10', con fútbol en la sangre, papel que no cumplía Guti, y la irregularidad goleadora de Van Nistelrooy en los dos primeros trimestres de Liga. A eso se unía el lastre siempre presente de Raúl, un fijo en el 11 que frenó a Baptista, cedido al Arsenal, que hubiera sido mucho más decisivo de segunda punta en el equipo de Capello. No obstante, cuando el equipo comenzó a ser equipo, el Madrid era una máquina intratable, construida con cabeza y verdugo del castillo de naipes culé.

Otro gran ejemplo es el Sevilla de Juande Ramos. Equipo que ha logrado cinco títulos en 15 meses y que no ha variado ni un ápice el manual que le llevó a ser campeón. El 4-5-1 del Sevilla es historia viva del fútbol español y un ejemplo de cómo hacer las cosas bien sin gastar 150 millones al año en traspasos. Un equipo formado por un dúo de centrales solvente (Navarro - Escudé), dos laterales que llegaban a línea de fondo (Alves, Adriano) y el centro del campo con más rendimiento de la Liga pasada, con Poulsen, Renato y Martí la mayoría de ocasiones. En las bandas, dos hombres rápidos, Navas y Puerta. Arriba, Kanouté, un delantero muy fiable y uno de los grandes artífices del triunfo de su equipo. Ese 4-5-1 también mutó en ocasiones a un 4-4-2, sacrificando un mediocentro por un delantero (Luis Fabiano), aunque Juande, como en la Supercopa hace unos días, no se la jugaba en los partidos grandes.

Lo mismo podemos decir del Valencia, sin embargo, creo que los dos ejemplos de arriba son más que suficientes. El Barça de las grandes noches nunca renunció al centro del campo. El Barça de Champions sabía cuando tenía que ser fuerte y por eso en Stamford Bridge salió con Motta - Edmilson - Deco. Tres jugadores de corte, y los tres con buen toque de pelota. El año anterior a ese once, el Barça había encajado 3 goles en 20 minutos, dinamitando su corta ventaja (2-1, con gol de la victoria de Maxi López) y quedando fuera de la Champions. Con Motta, Edmilson y Deco, el Barça venció 1-2. En la vuelta de las semifinales de la Champions, contra el Milán en Barcelona, Rijkaard alineó a Edmilson con un solo propósito: secar a Kaká. El triunfo de Edmilson era el fracaso de Kaká. ¿Alguien vio a Kaká en Barcelona? Este año, con los tres pequeños, Kaká se hubiera paseado como De la Peña o Guti y el Barça no hubiera levantado la Champions.

Vistos los antecedentes, el Barça, como los sabios, ha rectificado. Cuatro fichajes para cuatro necesidades reales de la plantilla. Abidal para el lateral izquierdo, tras el bajo rendimiento de Gio y la poca confianza que Rijkaard tiene en Sylvinho; Milito era un deseo de Rijkaard y la directiva, y la mala temporada de Márquez - que parece recuperado tras su genial Copa América - y, sobretodo, la lesión de Puyol, han precipitado su fichaje; Touré, el fichaje más arriesgado del Barça desde Deco - recordemos que el Deco del Oporto era el mediapunta del equipo y fue reconvertido a interior, con un éxito mayúsculo -, fichado para ser mediocentro tras el descarte de Motta y los ligamentos rotos de Edmilson, es una apuesta de Txiki que ha visto en él, un interior llegador con pocas responsabilidades defensivas, el jugador al que darle la llave del mediocampo culé; el último y no por ello menos importante, Thierry Henry, el mediático, el 'fantástico', que viene a marcar los goles que ni Saviola ni Gudjohnsen marcaron la temporada pasada. Es el fichaje más caro de los cuatro y viene a pelear con Eto'o, Ronaldinho y Messi por un sitio en el once titular.

Cuatro jugadores y cuatro posibles titulares. La política del Barça de fichar suplentes acaba tras un año de estrepitoso fracaso (dos títulos ganados de siete, siendo los de menos renombre). En el próximo artículo, hablaré del Barça línea por línea. No lo incluyo en éste porque quedaría demasiado extenso y pesado, si no lo es ya.

2 comentarios:

Carlos Alvarez Mayo dijo...

Buen analisis xals!
Que te parecen estas 2 opciones?

PARTIDOS LIGA NIVEL BAJO-MEDIO:
Toure-Xavi/Deco (2)

PARTIDOS LIGA/CHAMPIONS Niv.ALTO
Toure-Deco-Marquez (3)

INIESTA: Para mi sigue siendo un jugador que cambia partidos, no un titular decisivo.

1 saludo
magiablaugrana

CristianPulina dijo...

No puedo estar más de acuerdo con Carlos...entraba a contestar lo que el ha escrito,jeje.