miércoles, julio 04, 2007

Sin sentido

Se dice que es más difícil vender que comprar. Comprar es relativamente fácil: si sabes lo que quieres y tienes dinero, no hay problema. Pero para vender hace falta que ese producto que vendas sea apetecible y asequible. Esto estará rondando la cabeza de Soriano y Txiki, ahora que ya han dejado entrever las bajas y que las altas se han estabilizado. El objetivo del Barça es, obviamente, sacar dinero de los futbolistas que se vayan para poder costear los nuevos fichajes. El problema viene cuando el equipo no tiene inconvenientes en decir que no cuenta con un jugador.

No sé qué tal se le darán a Txiki las negociaciones, no he tenido el gusto de verlo. Pero no parece una maniobra muy inteligente decir que no cuentas con Motta. Ahí los clubes interesados en su compra se frotan las manos. Toda la presión que podía ejercer el Barça al comprador se ve difuminada como polvo en día de aire. Declaraciones así ceden (maldita palabra) toda la ventaja a los demás clubes que presionan al Barça con ofertas irrisorias. "Es que tú dices que no cuentas con él..." le dirán a Txiki. "¡Demasiado que te damos ésto!" puede que le diga alguno. "Ya sabemos lo que hay y como acabará esto, ¿para qué alargarlo? Dame la carta de libertad" le pide Motta.

Sí, todos sabemos cómo acaba esto. No es la primera vez que pasa ni será la última. El Barça acaba dando la carta de libertad a los jugadores, que normalmente ya tienen firmado otro contrato, para no buscar más problemas. Los jugadores que la consiguen reciben una buena suma de sus nuevos clubs por la presión ejercida y por evitarles el gasto de dinero. El Barça se queda con cara de tonto y al final del verano consigue vender a buenos jugadores por precios de risa. Vendió a Van Bommel por 6 millones, aunque viniera gratis era un gran jugador que completó una buena temporada en la disciplina azulgrana. Riquelme, con un gran cartel, fue vendido por 7 millones al Villarreal, cuando se podían haber sacado 13 o 14 de otros clubes. Recuerdo el caso especialmente sangrante de Rivaldo, que se fue sin dejar un euro cuando era de los jugadores más cotizados sólo un año antes de su marcha. El Barça es un equipo que negocia muy mal sus ventas. Debería tomar ejemplo del Sevilla.

Por eso hoy me pregunto si debemos vender a Ronaldinho. Es el ídolo, es el mejor jugador del mundo, el jugador que más dinero da al club (por eso su elevada ficha) y una estrella mediática en toda regla. Sólo la pregunta hiela la sangre a más de un culé que vuelve a mirar atrás espantado por los fantasmas que le dicen que el Barça no puede retener, cuál incontinente, a sus cracks. La marcha de Ronaldinho haría que más de uno rompiera su carné de socio y su abono. Sin embargo, a mí no me interesan los socios que son de un jugador y no son de un equipo. Me interesa más el equipo que el futuro de Ronaldinho.

Hoy por hoy, a mí no me disgustaría que el Milán viniera y se llevara a Ronaldinho. Eso sí, con 80 millones por delante. ¿Os dais cuenta de lo que son 80 millones? Podríamos hacer casi un equipo nuevo. No nos importarían tanto los millones de Milito, incluso sondearíamos a Cristiano Ronaldo y lo podríamos fichar y quedarnos aún con dinero para acometer el fichaje de un lateral o un central. El Barça se reforzaría sin miedo a que Soriano entrara en shock o decidiera coger la soga. Podríamos construir un gran equipo y no un equipo entorno a la figura de Ronaldinho o meter a Ronaldinho en el once aunque no esté al 100%. Nos olvidaríamos del gimnasio y leeríamos que Eto'o está más feliz que nunca junto a Henry. Abriríamos sin miedo el diario, puesto que el hermanísimo estaría ahora en casa de Berlusconi y no en las oficinas del club. Nos reiríamos cuando la Gazzetta u otro diario italiano denunciara que Ronaldinho se pasa el día en el Milan Lab. Podríamos entrar en la web del Sport y no encontrar ridículos fotomontajes de Henry-Messi-Ronaldinho-Eto'o embutidos en los trajes de los cuatro fantásticos. La gente se olvidaría del absurdo 4-2-4. Rossell no podría criticar a Laporta por no castigar a Ronaldinho. Fabián Ortiz vería que la junta sabe cuándo vender...

Seríamos tan felices que es imposible que el Barça venda a Ronaldinho. El culé debe vivir siempre angustiado, no puede abrir un diario con tranquilidad. Ni cuando ganamos la Copa de Europa podíamos dejar de pensar que tenemos 7 menos que el Madrid. Ni ahora que tenemos, posiblemente, a 4 de los 10 mejores atacantes del planeta podemos dejar de mirar con miedo la página del AS por si confirman un fichaje. Incluso ahora Saviola nos da miedo porque ha fichado por el Madrid, cuando era el quinto delantero de nuestro equipo. No quiero ni pensar (bueno, sí, para qué nos vamos a engañar) lo que diríamos si el equipo del Barça estuviera en el Madrid. Si en vez de fichar a Metzelder el Madrid hubiera fichado a Henry. Si el Madrid contara con Ronaldinho, el mejor del mundo, Eto'o, el tío con más hambre del mundo, y Messi, el futuro Balón de Oro, el oficio de cardiólogo en la capital condal sería el más remunerado. Llenaríamos las líneas de angustia en blogs como éste, o los que están en los links... El más optimista sería el que pronosticara la victoria en la Catalunya Cup (así la llama un amigo mío, dice que le da prestigio). No podríamos escuchar la radio, y menos mirar Antena 3, donde el presentador sería Tomás Roncero y el encargado de los deportes Toñín el Torero, los dos enfundados en la camiseta blanca, con bufanda y con una bandana teñida en rojo-amarillo-rojo.

Pero contamos con el mejor equipo de Europa, con dos jugadores que apuntan alto (y no en el lavabo) como son Bojan y Dos Santos, con un niño travieso que ha despuntado este año y al que osan comparar con el barrilete cósmico que se enfundó la zamarra azulgrana hace más de 20 años, con un negro que se comería el mundo si tuviera la boca más grande (que no significa ser más bocazas) y con un vago que cuando se despierta no lo paran ni placándole (es lo que tiene tener un cuerpo de gimnasio). Aún así, el fichaje de Chivu o Metzelder por el Madrid nos hace tener miedo. Además, tenemos el truco inglés para vencer a Chivu: susurradle al oído Cristiano Ronaldo y saldrá despavorido.

Yo, aunque sea por un día, romperé los mandamientos culés y me olvidaré del Madrid. Seré feliz por un día. Apagaré la tele, no abriré las webs de los diarios deportivos ni sintonizaré la radio. Puede que decida echar una siesta y soñar que Berlusconi viene a Barcelona con 90 millones para llevarse al Gaucho ("¡¡eres un hereje!!") y que Laporta, personalmente, le pone una alfombra roja desde el aeropuerto del Prat hasta las oficinas del club. Soñaré con el hermanísimo pidiendo ya a Berlusconi una mejora para que Ronaldinho se sienta valorado y al Gaucho haciendo pesas en el Milan Lab. Hoy seré un mal culé. Y qué bien me lo pasaré.

4 comentarios:

Chus dijo...

Sublime artículo, xals, te has salido ;-) De contraportada de El País, macho.

Coge un dado de diez caras y entra en "Un culé en la corte del rey Merengue" para leer la última entrada. Diversión y risas garantizadas. ;-)

shojan croif dijo...

Xals, tú dale 80 millones a Laporta y verás lo que se tardan en dilapidar. ¿Cuánto tardó Gaspart en ir a los Harrods a por Overmars y Petit con la pasta gansa de Figo? ¿Cuánto ha tardado el Atleti en merendarse el pellizco por Torres? No ha llegado el momento. El momento, quizá sería el año que viene después de ganar la tercera, cuando Ronaldinho no valdría 80, sino 100, pero ahí faltarían agallas...

Xals dijo...

Ése es el problema. Por eso antes de hablar del tema Ronaldinho hablo del asunto Motta y cuelo a Rivaldo. Porque dejaremos devaluar al jugador hasta que no valga ni 20 millones. Otra temporada como esta y el precio baja a 30. Y aún seríamos tan listos de decir que es transferible para abaratarlo más. Ronaldinho se debe vender cuando valga una pasta y se recupere la inversión. Este verano es el momento, el próximo no lo sé.

Gaspart ya sabemos cómo era. Laporta no creo que dilapidara, sin sentido, ese dinero. Y el Atlético con Forlán y Luís García gana más que con Torres, no porque Torres sea peor que Forlán, sino porque contaba con demasiada presión y se ha visto que no ha aguantado con ella.

Saludos.

Salva dijo...

para mi solo habria una manera de vender a ronaldinho:
60 millones+Kaka. golpe doble: un crack por otro y palo a los merengones.
jejejejeje
de todas maneras, estoy con shojan. el año que viene pagaran lo mismo haga lo que haga, y si volvemos a ganar, mas.
saludos.